17 06 2016 afebacCon el claro objetivo de la prevención, la Asociación de Familiares y Enfermos de Bulimia y Anorexia de Cuenca (AFEBAC) ha editado un cuento titulado: “La vida de la vida. Aliméntame”, obra de Ana Barrios Camponovo, que ha sido presentado este jueves en el Salón de Plenos del Palacio Provincial.

El presidente de la Diputación, Benjamín Prieto, que no ha querido faltar a esta cita, ha remarcado la relevancia de esta iniciativa de AFEBAC encaminada a la prevención y concienciación sobre estas enfermedades; algo que, según ha dicho, le ha hecho merecedora del patrocinio de la Diputación.

17 06 2016 afebac 1“La vida de la vida. Aliméntame”, es un proyecto dirigido a un amplio abanico de público, que va desde las embarazadas, madres, padres, niños, jóvenes y educadores hasta profesionales sociales, personal de la salud y un largo etcétera. Y es que, tal y como ha asegurado la presidenta de AFEBAC, Ana Sepúlveda, están convencidos que con este cuento se pueden crear personalidades fuertes, capaces de gestionar sus emociones, personas asertivas con alto nivel de adaptación a los cambios.

No en vano, AFEBAC ha apostado por este proyecto, tal y como ha asegurado Sepúlveda, como una manera de dar un salto hacia adelante e intentar llegar a la mayor parte de la sociedad dando a conocer más estas enfermedades, en la actualidad muy estigmatizas; todo ello, después de once años de trabajo apoyando a familiares, intentando que los servicios sanitarios fueran los más idóneos para los pacientes, desarrollando talleres de integración social y llevando a cabo acciones de prevención en colegios e institutos.

Ana Barrios desarrolla con este cuento la idea de que el alimento de la vida no solo es la comida, sino que también hay otras cuestiones que son también alimentos para la vida, como las cosquillas, la risa, la capacidad de imaginar, los sentidos, etc. y que, según asegura, "son alimentos imprescindibles para la vida".

17 06 2016 afebac 2La autora uruguaya afronta este reto a través de textos e ilustraciones con el hándicap de abordar la prevención de estas enfermedades sin hablar de alimentación ni de qué conductas son más o menos idóneas.

Un cuento, por lo tanto, bastante inusual con un objetivo muy loable y cuya venta servirá para que esta asociación continúe trabajando en favor de estos enfermos y sus familiares. Labor que, por cierto, ya cuenta con la colaboración anual de la Diputación y que este año se ha visto incrementada, tal y como ha anunciado el propio presidente durante el acto de presentación.