Con una emotiva fiesta que incluyó pase de videos y bailes a cargo de usuarios y trabajadores, el Centro de Atención a Personas con Discapacidad Gravemente Afectados (CADIG) ‘Crisol', de Cuenca, conmemoró su 5ª Aniversario.

El presentador comenzó el acto dando la que dio la bienvenida todos, autoridades, profesionales, organizaciones colaboradoras, representantes de asociaciones, y especialmente a las personas con discapacidad y sus familias.

Entre los asistentes al acto estuvieron: El vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro; Ángel Mariscal, Alcalde de Cuenca; Ángel T. Godoy, delegado de la JCCC, en Cuenca y Concejalas del Ayuntamiento de la ciudad, entre otras personas.

José Luis Martínez Guijarro, anunció además, que el Ejecutivo del presidente Emiliano García-Page restablecerá el servicio de atención médica diario en el Centro, insistió en que el Gobierno regional es “especialmente sensible” a las necesidades de este colectivos, por lo trabajará para recuperar las prestaciones y servicios perdidas en los últimos años.

El CADIG ‘Crisol’ es un recurso residencial, de titularidad pública dependiente de la Consejería de Bienestar Social, que cuenta con cuarenta y tres plazas de atención especializada a personas con discapacidad intelectual grave. A su vez cuenta con veinte plazas para usuarios en la modalidad de Centro de Día.

La actividad fundamental del centro es la atención permanente a personas con una discapacidad intelectual grave, con o sin trastornos asociados, cuya capacidad de autonomía personal está muy limitada y por tanto con necesidad de apoyo extenso y generalizado